Artes

Artes - Blog dedicado a la poesía, música y fotografía

Paula Fernández Morata
© Todos los derechos reservados

lunes, 3 de octubre de 2016

¿Acaso...


¿Es acaso egoísta mirar hacia uno mismo para que ciertas decisiones no nos afecten de mala manera, o por otro lado, de altruista tomar decisiones que sabemos que no nos benefician pero son en pos de otra persona? Las circunstancias a veces no se eligen, sí así la manera en que nos enfrentamos a ellas, o las decisiones que tomamos. Pero hay decisiones que por circunstancias nos hacen moralmente escoger un camino y no otro, aunque nos duela. ¿A veces no hay más remedio o el remedio lo pone uno frente a las circunstancias? Somos libres de escoger uno u otro camino, una u otra decisión. Pero si la tomamos que no sea para machacarnos la conciencia, que no sea para decir 'tendría que haber escogido aquello otro' si en su momento creíste en ello. Somos juez y verdugo de nosotros mismos, los peores en hacernos sentir mal o culpables de cosas que a menudo no están en nuestras manos, pero cuando estén  en ellas, que sean reflexionadas y meditadas mil veces tampoco las harán más o menos equivocadas. Reflexiona, medita lo justo y necesario, que no lleve a rayadas y si crees en ello adelante. Nadie nació sabiendo ni sabio.

sábado, 23 de julio de 2016

A ti

A TI
que supiste quererme en la sencillez
que supiste apreciarme en la locura
que supiste abrazarme cuando hacía falta.

A ti,
que me quisiste tanto, 
que yo te quise tanto también,
te debo mucho y más todavía...

aun por no comprender el porqué de mi despedida,
aun por querer sólo que fuera feliz,
por ser tan especial conmigo,
por haber visto en mí el amor y la dulzura,
por haber aceptado mi decisión estúpida,
de querer volar cuando yo no era mía,
cuando yo no me sentía tuya,
cuando andaba perdida.

Te perdí por inmadura, 
te perdí porque ya no era yo,
te perdí porque lo hice mal.

He crecido,
madurado las ideas,
y ahora puedo apreciar,
puedo agradecer todo lo que diste por mí
y me quedo con todo lo bueno
porque todo lo fue
y
en mi corazón te llevo
porque fuiste, eres y serás parte de mí.
Gracias.


PD: "La capacidad de reír juntos es el amor"

Paula Fernández Morata © Copyright

martes, 19 de julio de 2016

Despedida

He intentado ser paciente, he intentado ser sincera,
He intentado no odiarte, he intentado no perder la cabeza.
Te he querido, te he añorado, te he extrañado en las noches,
Me ha dolido, me ha envenado, me ha  vencido el deseo.
Quise ir sin prisas porque merecía la pena,
Conocerte a cada instante un poco más,
Quererte cada día sin miedo a perder,
Aumentar las ganas y la necesidad.
Fue un abrazo dulce y amargo,
Un abrazo de despedida,
Un abrazo de nunca más…
Mi corazón se hizo trizas pero me volveré a levantar,
Borraré el daño, me quedaré con lo bueno,
Con la tranquilidad de que me sentía yo misma junto a ti,
De que llorar no era malo, y que reír siempre merece la pena.
Pero me quedo con la sensación de que el destino o las prisas no me permitieron
Estar más tiempo junto a ti….


Ya nada importa, 
ya es hora de asumir que ya no somos, y que ya no seremos.



Paula Fernández Morata © Copyright

sábado, 19 de marzo de 2016

Parar

Necesito parar.
A veces, a menudo,
lo siento
que tengo que parar.

Sólo me detengo a mirar
el tiempo pasar
la mirada volar.

A veces, o a menudo,
no puedo mostrar
mi cansancio
o mis ganas de llorar.

Tirar 
piedras en mi tejado,
Atacar 
aquello en lo que tuve fe.

-Tú puedes con todo-
me dijeron,
como si yo fuese de piedra,
sin más

...

A veces las piedras
también tienen
sentimientos.





Paula Fernández Morata © Copyright

martes, 15 de marzo de 2016

No.

Despertar
ver que todo sigue igual,
resacosa del ayer.

Sentir
que no queda nada para llegar.
Caer en la trampa,
volverme a levantar,

No
aunque sea sola
aunque sea a rastras.

No
yo no puedo
más, mas
no me detengo,
la inercia del momento
me hace jadear.

Matar o amar.
Arrancar a besos
lo que el tiempo me quitó,
acariciar a puñetazos
lo que no pudo ser.

Elevarse y respirar.
El ayer me dejó 
resacosa,
sin aliento,
pero el hoy me mata,
sobre mí se abalanza 
como un perro preso,
presto a matar,
amar sin derecho,
a existir sin ser,
sin vivir,
a morir sin piedad.

Yo no me detengo.



Paula Fernández Morata © Copyright

lunes, 14 de marzo de 2016

Derramarse

He caído peldaño a peldaño
para aferrarme a la vida
para no vivir en el engaño.

He desterrado el olvido
he odiado, he vivido.

He derrumbado las calles
he enumerado los pasos.

He puesto los ojos en tu delirio.
Mi veneno se ha derramado.



Paula Fernández Morata © Copyright

Eso es todo

A veces desespero, me exaspero.
A veces no puedo.

Pero otras me aliento.
Me encuentro, me deseo.

No busco lo que ya tengo,
Sólo encuentro el recuerdo.

Retengo el aliento,
en cada paso que me miento.

En esta habitación
se confunden los lamentos.

La bombilla se apagó.
No queda ni un destello.

Me retengo, me contengo.
quiero apretar el cielo.

Morder el miedo,
reinar el silencio.

Quiero explotar en deseo
quiero y no puedo,
me reviento por dentro
me vuelvo.

Sólo soy eso.









Paula Fernández Morata © Copyright

sábado, 6 de febrero de 2016

martes, 2 de febrero de 2016

La vida intensa a diario me convence
de lo efímero de las derrotas.
Gioconda Belli.



Paula Fernández Morata © Copyright

viernes, 1 de enero de 2016

Complicidad

 Sólo ellos dan amor incondicional. 
Dan paz y llenan tu vacío existencial.
Son la razón de cada mañana para luchar.
Sois mi prolongación, mi vida y mi hogar.

Lina


Kia


Paula Fernández Morata © Copyright

miércoles, 23 de enero de 2013

Mate amargo

Mate amargo
que me endulza la mañana.
Mate amargo
que me agita el corazón.
Ardor magnético, ardor cautivador.

Ritual a deshoras,
verde recogimiento,
felicidad pueril.

Embriágame mate amargo,
dame el placer en los labios
dulce mate del hasta pronto,
redondez entre las manos,
sabor de tarde, abrazo de arena,
ventana al mundo,
brindo un carpe diem,
en tu cándido calor.




Paula Fernández Morata © Copyright

sábado, 19 de enero de 2013

Pequeña alegoría


Felicidad es querer sin necesidad de que te quieran,
desprender la sonrisa más bella
y que sirva de faro a alguna alma en pena.

Felicidad es ser sabio en placeres
y austero en agravios,
desencadenar y dejar libre
 tu pasión interna.

Felicidad es encontrarse uno mismo,
cantarse las verdades,
 y asomarse al abismo;
no besar el miedo.

Felicidad es para quien quiera,
quien no descanse ni escatime
en sorprederse cada día
en aprovechar cada instante.

Felicidad no es necesitar a cada segundo
sino saber vivir con esto o aquello
en emplear bien el tiempo
es una actitud, es serlo.

Felicidad es agradecer que vivimos,
no quejarse de banalidades,
comerse el mundo,
hacer lo necesario para lograr tu más ardiente deseo.

Felicidad;
no hay que pedirla
ni ponerse a la cola,
hay que sentirla cada día
como si fuera
 oxígeno
agua
u
amor




Paula Fernández Morata © Copyright

lunes, 14 de enero de 2013

Ella

En alguna parte,
en un momento fugaz,
como llanto o silencio,
con besos o alaridos,
sin causa o por desidia,
la muerte brota sin piedad,
como un látigo apuntando al corazón,
se lleva la piel y arrastra los años,
borra la memoria,
se eleva a la eternidad.
Como corazón de granada,
como pulso ahogado,
como brisa de ya nada,
como fuerza brutal e imposible,
sin palabras llega,
con humos se va,
con sonrisas y lágrimas
sin suplicas ni quejas
viene y va,
a alguna parte,
de algún momento fugaz.



Fotografía de Jan Saudek

http://www.culturainquieta.com/es/erotica/item/1233-jan-saudek.html


Paula Fernández Morata © Copyright

sábado, 5 de enero de 2013

Al alba

 Anoche el deseo sucumbió
en besos y abrazos
Y en la madrugada fria y temprana
el abrigo de la piel
recogió el primer destello del alba.
Al alba con frenesí y pasión
Al alba se consumó la aurora
entre risas y escarcha
un fuego fauto emanó
de dos cuerpo,
de un movimiento que se deshizo
como miel en los labios,
en aquella madrugada...

Paula Fernández Morata © Copyright

jueves, 3 de enero de 2013

Sobran las palabras

 A veces sobran las palabras,
las del ayer quedan,
las de ahora podemos pensarlas.

A veces sobran las palabras,
no sé si me entiendien,
un gesto, un hecho se echa en falta.

A veces sobran las palabras,
mejor no pensar en voz alta
sino decir lo que uno ya pensó.

A veces sobran las palabras.
Mejor un beso; o un abrazo
un yo que sé, mejor;
el silencio.

A veces...

Hace tiempo que me sobran palabras
que por mi no hablan,
que orbitan por mi garganta,
que se mueren en mi pecho.
 

Paula Fernández Morata © Copyright

sábado, 22 de diciembre de 2012

sábado, 13 de octubre de 2012

Poema de mi hermano para mí


Mi hermana

¿Mi hermana?
Mi tesoro

¿Escondido?
Presente

¿De oro?
De diamante

¿Oscuro?
Brillante

¿Te quiere?
Hasta la muerte

¿La amas?
Eternamente

¿Mi hermana?
Mis piernas.
Mis ojos.
Mi sangre.


Álvaro Fernández Morata 
© Copyright

lunes, 1 de octubre de 2012

Sólo una cosa no hay. Es el olvido.


Dame otra señal.
Si es así como quiero sentirte,
déjame aunque sean breves palabras.
En mí no hay olvido.

Esa magia, extraña y dulce,
ese preguntar incensante


Paula Fernández Morata © Copyright

sábado, 1 de septiembre de 2012

lunes, 27 de agosto de 2012

Poema de la Despedida - J. A. Buesa


POEMA DE LA DESPEDIDA
Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.
Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho... no sé si te amé poco;
pero sí sé que nunca volveré a amar así.
Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.
Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí...
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.


Foto - Paula Fernández Morata © Copyright

domingo, 26 de agosto de 2012

Aquella tarde existió....


"Ésta fotografía es mi prueba. Aquella tarde existió,
cuando las cosas aún iban bien entre nosotros, ella me abrazó.
Éramos felices. Ocurrió de verdad. Ella me amaba.
Lo puedes ver por ti mismo."

Duane Michals


sábado, 25 de agosto de 2012

Étant Donnés




"Acepto que ya se acabó y no espero un milagro. Cuando pienso en ti me siento feliz"
Marcel Duchamp (Étant donnés)




Foto1: Cámara analógica Zenit

Foto2: Etant Donnes de Marcel Duchamp
Paula Fernández Morata © Copyright

jueves, 28 de junio de 2012

sábado, 28 de mayo de 2011

domingo, 22 de mayo de 2011

Dedicatoria Final - Gabriel Celaya

(Función de Amparitxu)

Pero tú existes ahí. A mi lado. ¡Tan cerca!
Muerdes una manzana. Y la manzana existe.
Te enfadas. Te ríes. Estás existiendo.
Y abres tanto los ojos que matas en mí el miedo,
y me das la manzana mordida que muerdo.
¡Tan real es lo que vivo, tan falso lo que pienso
que -¡basta!- te beso!
¡Y al diablo los versos,
y Don Uno, San Equis, y el Ene más Cero!
Estoy vivo todavía gracias a tu amor, mi amor,
y aunque sea un disparate todo existe porque existes,
y si irradias, no hay vacío, ni hay razón para el suicidio,
ni lógica consecuencia. Porque vivo en ti, me vivo,
y otra vez, gracias a ti, vuelvo a sentirme niño.

Itinerario Poético - Gabriel Celaya





lunes, 16 de mayo de 2011

cómo llamarlo...



Apática desinhibida
resultona indoliente
des-humorada impaciente
carcomida desajustada
ilusionada petrificada
precaria arrancada
asqueada con-doliente
amada...




Paula Fernández Morata © Copyright

viernes, 25 de febrero de 2011

Qué nos queda



Lo que nos queda después del viento
son los besos lejanos
que mueven feroces venas,
lo que nos queda después de las lágrimas
son ojos que secan los años,
después de todo que es un año
sino vida que nos restan las manos.

Los lamentos no son canto de amor,
son caracolas que ruedan en la orilla de una playa,
¿pero qué queda tras la espuma que llegará?
sólo el débil e inusitado corpiño que abraza la piel
como un espejismo que nos llama, como una caricia olvidada
que se derrama sin saber cómo ni cuándo.

Después de todo la vida nos ata
a su final entre flores y barro,
y todo llega, como todo se va,
expirar en tu mirada
esta paz que nos mata.
A solas o con las flores,
en tu piel u olvidada.


¿Qué nos quedará sino?
el ardiente y vivo recuerdo,
el tupido sueño que se muere,
la llama incandescente que no nos llama,
la serpiente voraz que nos asfixia
la voz que calla al caer la tarde
un sol que nos roba el sueño,
el odio, tal vez... o lágrimas...



«Rosa by Paula»

Paula Fernández Morata © Copyright

viernes, 28 de enero de 2011

Vals de Tango, o viceversa



Estoy destinada a vivir sola

con el viento que trae a las gaviotas
a estar en des órbita del mundo
a destiempo con las personas.

Veo esa decadencia en mi piel
como una huella que me llama,
que me nutre de lágrimas,
que me hiere de sonrisas.

A vivir sola,
con un bandoneón que aún no tengo,
con una guitarra que llora
con un piano que me desgarra el pecho.

Estoy destinada a sentir
un amor que no está hecho
por la química de los labios
y la ternura de los abrazos.

Profundo y sombrío,
un amor que no es persona,
que no siente,
oscuro y perecedero.

Como sentir una fuerza en tus manos
efímera sola,
y a la vez tan viva
que quema.

Puede serlo todo en un momento
y nada cuando se esfuma,
como la arena entre las manos,
ardiente y superflua.

Pero, acaso,
este amor de carne y hueso,
de fuego y pasión,
nunca lo olvidaré,
aunque el vals de nuestra vida
se esfume con el viento,
se sepulte bajo tierra
se ahogue en el agua
o arda con el fuego.




Paula Fernández Morata © Copyright

viernes, 14 de enero de 2011

LIBERTANGO

video

Con este ritmo a libertango,
vivir, soñar, hacer el amor,
sin prejuicios, sin lamentos,
volar, ser feliz, comernos el mundo
sin orgullo, con paciencia,
besarnos, abrazarnos,
odiarnos a base de amor,
como los amantes, como los libertarios,
como el sol y el mar,
ser llanos, complejos
en la piel, en el sudor de los años,
ser en tu mirada libre,
sed libre en mis labios,
como estrellas lejanas
que se miran y se abrazan,
como lluvia que el cielo abarca
y el suelo moja.
Ser libres, ser inocentes,
un día que llega, un día que pasa,
hoy, siempre, todavía, mañana.

Paula Fernández Morata © Copyright

jueves, 5 de agosto de 2010

Paix




Me emboba mirarte largo rato
porque me embriagas con tu mirada de tu esencia
y tu cuerpo se hace latente entre mis brazos.

Me gusta la produndidad del mar en tu ojos
como un torrente de tranquilidad
pero frenética pasión que me envuelve
como gorrión en el aire; como pez en el agua.

Me enamora tu sencillez para hacerme reír,
me hace gracia mi delicado cuerpo
con lo bruto que puedes llegar a ser
y la carcajada que cada día me sacas
y liberas en mí como una cascada.

Me entusiasman los trayectos que no tienen fin
a la velocidad del viento abrazada a tu cintura,
me llena de paz bañarme en el mar salado
y que me abraces con dulzura.

Me relaja volar con la paz que me trasmites,
me colmas de tu amor cuando te unes a mis carnes,
y cuando vienes para conmigo es bendita ternura
que me llena de frenesí y de suave blancura.







Paula Fernández Morata © Copyright

miércoles, 4 de agosto de 2010

Ángel González - "Más fuerte que el amor"


"Más fuerte que el amor"
Quehacer de acero: dura, dura, dura.
No la hermosura, que yo vi primero,
sino el leve destello de amargura,
que, ya desvanecida la hermosura,
brilla en tus ojos de color acero.
Tan sólo el odio en ellos dura, dura.











Paula Fernández Morata © Copyright

lunes, 2 de agosto de 2010

Revolucionario


Se me congela la sangre con los días,
más aún con los años,
no veo este hacerse mayor feliz
y se me congela el apetito
se me estremece el corazón
con palabras de otros tiempos,
se me secuestra la memoria
a los años de mi ternura.
Ahora una mirada distinta
en que veo a través de sus pupilas
otro mundo que llegó para mí temprano.
Se me congelan las manos pero el tiempo apremia
y me zambullo en recuerdos y nado perdida
sorprendida cada día en esta marea.



Paula Fernández Morata © Copyright

jueves, 6 de mayo de 2010

débil y pequeño

El tiempo pasa de prisa, bajo la fina lluvia que envuelve su rostro de ángel con una sonrisa desamparada y sin sentido, como un beso inesperado o un abrazo atrevido, como ese leve encanto de no estar solo y sentir un pecho candente y fugaz. Sin embargo se delataba, escondida bajo la lluvia la lágrima corrediza que viaja a su destino por la piel de aquel ángel convertido en obscuridad... si al menos, se dice, si al menos hubiera sido capaz de enfretarme a sus ojos, de sostenerle la mirada... y no, se esfumaron sus ojos como una niebla que ciega, se derrumbó el equilibrio como un golpe helado en el corazón, así, como un golpe helado en su corazón le llegaron las palabras más terribles e infinitas, esas palabras a las que tememos que se claven en la memoria como una enredadera que no termina de crecer... y ahora... ahora esos ojos ya no volvieron a entrar en sus ojos para hablar, o para decir, simplemente para sentir, no, se esfumaron y callaron, desaparecieron y no pudieron vivir entonces, y se marcharon si nada que añadir... si al menos, se dice si al menos hubiese sido capaz de hablar con los ojos y callad con el corazón... pero no, se mordieron mis ojos la lengua y mi corazón estalló en trizas para delatarse como era... débil y pequeño.

6/05/10

Paula Fernández Morata © Copyright