Artes

Artes - Blog dedicado a la poesía, música y fotografía

Paula Fernández Morata
© Todos los derechos reservados

martes, 28 de julio de 2009

Acechas mortalidad



A veces la encuentro insinuada bajo el tiempo
sobre la cúspide de un monasterio,
bebiendo las almas inmortales,
cantando un deseo al Infierno,
llamando a su Dios caído del cielo
- con su música desquebrajada-
un ángel oscuro, endemoniado,
temido y alabado por sus ojos dominantes.

Ella, labios perversos de ira recelosa
sonríen a sus pupilas negras;
sonríe criatura de ébano,
tu mirada de niña inocente llora
por sus pezones sangre - plateada-
que cae derramándose por su piel curtida en melodrama
Una Diosa mortal que muere sin amado,
que muere envenenada de su propia sangre
cual alimenta sus órganos y sus días.
Y un Dios que la ha engañado.

Loca de amor, ciega de ambición eterna
lo busca para vengar su muerte próxima.
Quedando reducida a cenizas
sus labios se fundirán en el mar
tiñendo de rojo las olas.
Y de sus ojos, semillas de eternidad,
nacerán de las profundidades dos faros ciegos
para engañar los sentimientos abandonados en alta mar.

Mienten.
¿Quién quiso Inmortalidad?

Paula Fernández Morata © Copyright

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La palabra educada siempre es bienvenida