Artes

Artes - Blog dedicado a la poesía, música y fotografía

Paula Fernández Morata
© Todos los derechos reservados

martes, 28 de julio de 2009

Yo quien pregunto

Cayeron mis labios besando el tupido suelo de rencor.
Marchité mis flores de otoño recordando desilusión.
Pero los años se hicieron de rogar a mi favor/contradición
ofreciéndome esto que ocultas vida, grande tu secreto.

Desespero en mis pensamientos,
me arañan sus interrongantes como si no tuviera bastante
con mirar alrededor y no ver más que mierda y más mierda.

¿Quién tuvo valor de mirar a mis ojos y enamorarse?

Y soy yo que miro mis manos y no las comprendo.
Es una falta al tacto, una lágrima de bostezos,
y besos al aire que van donde no lleva a ninguna parte.
Desnuda el alma para el asalto final y tu letra.

¿Quién desmontó las palabras para verlas simples y pequeñas?

Y soy yo que escribo para sonseguir robarme una sonrisa perversa,
o acariciarme tierna, sola, bajo la lluvia que cala el pecho
cuando éste se refugia bajo el cielo partido en mil pedazos.
Ya irreparable.

¿Y dónde van las estrellas cuando mueren?

Yo soy aquel del poema quien se aferra a su cuestión
añorando suspirarla a otro que no sea yo.
El hombre que muere...
Donde voy no habrá existencia

¿Y soy yo luz que para meguar lunas; oscuridad para el sabor a infinito?

Caen mis pecas estrelladas a un suelo desprendido,
no me dejes con una sola piel a soledades,
porque yo no me pertenezco yo soy tuya,
porque soy parte de ti yo soy para ti.

Y porque para mí no soy nada más que lo que nunca vieron otros.
Lo que no pude ser visto por mis ojos,
grande tu secreto.

Nacer para vivir, vivir para morir sonñando.

No me ocultes vida lo que nunca te he pedido
más que por necesidad.

Escribir.
Te escribo a la tierra
que maneja nuestra vibración,
bajo suelo, bajo mar.

Amar.
Te amo hombre y mujer
cuando eres lo que eres
y te dejas querer.

Pintar.
Te pinto teclas y yo sé que os hago sonar,
sonar para escuchar,
escuchar para sentir.

Aun quedo extraña si no me abrazas poeta
con tu mirada rozar mis versos.

¿Querrás que bese tu piel para no sentirme tan sola?

Regálale una marca a mi piel poeta
y descifranemos Universos.

Ahora queda mi silencio,
luego queda tu respiro
marcando tus palabras,
continúa versando poeta
tu respiración en mi piel.




Paula Fernández Morata © Copyright

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La palabra educada siempre es bienvenida