Artes

Artes - Blog dedicado a la poesía, música y fotografía

Paula Fernández Morata
© Todos los derechos reservados

domingo, 19 de julio de 2009

La lista de Schindler






Se une mi llanto a las almas perdidas del Holocausto,
se marchita la sonrisa ávida de mis labios para reprimir el dolor
que jamás sentiré tanto como los judíos vivieron en su propia carne.
No basta que rememore con ésta música al piano la masacre,
inocencia, hambre, matanza; no bastan palabras.
Disparos a boca jarro, violencia, puñetazos, marginación,
no bastan imágenes.
Acordes desesperados, de tristeza, soledad, esperanza desolada.
Y un violín llorando no bastan, y mi piano desangrado no ahoga el dolor.






Llora,
incertidumbre,
descargan las horas sangre
y no bastan palabras, ni imágenes
ni música.

Cae la llúvia ácida sobre sus ojos inocentes
y el aire putrefacto a muerte
revuelve las almas de angustia.

El gas que axfisia y desespera,
lenguas exasperadas de veneno,
piel corrosiva de metano.

El cielo cubre la vergüenza.
Y se le ve las bragas al mundo,
la tierra llorando su pena.

La insolencia de unos cuerpos dementes,
la carcajada de un hombre sin sentimiento.

El frío que rige los huesos,
la sed que amarga la lengua,
el sol que derrite los sesos.

La falta de un abrigo,
de un cuerpo que abazar,
la falta de un ser querido,
de un amor, de un hijo.

La sangre, sangre y más sanger.
Muerte, dolor, más que dolor.
Y lo último esperanza.

Esperanza.

Silencio, silencio dormido para siempre
y mis labios jamás callarán.

Una lista bastaría para salvar a más de mil doscientas personas
y sólo un hombre;

Oskar Schindler:
- Podría haber salvado dos personas más,
ésto está hecho de oro,
bastaría para salvar al menos a una persona más...
una persona más -.

Que en paz descansen todos
por la eternidad
y quede la memoria
unida a la cruda y reconfortable realidad...

Paula Fernández Morata © Copyright

Música de la Película "La lista de Schindler"
http://www.youtube.com/watch?v=rJNInqZG2XI

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La palabra educada siempre es bienvenida