Artes

Artes - Blog dedicado a la poesía, música y fotografía

Paula Fernández Morata
© Todos los derechos reservados

viernes, 28 de agosto de 2009

Sin beso



Atada a tus labios por el espacio de un tiempo sin recorrer...
Miro desprovista de misterio tu imagen... sin pesares.
Sin pensamientos que conlleven al suicidio condenado a ser vivido.

Labios a medias que deshojan besos.

Tus ojos se deslizan por mi cuerpo saboreando lo indebido.
Prohibido si te beso. No. Es mi sueño.
Es tu silencio que me acompaña, caricia de un suave color a espejo.

Te miro, te miro y te veo, y no estás, pero yo te veo aunque sea yo la que pierdo en el silencio del beso que aún espero...



Inocencia marcada en mi rostro,
engaño sin embuste si digo que aún resucito de lo muerto.
Parada y saboreando un sin...
Sentada en el escritorio como otro día pienso,
y pienso sin llorar que mejor no haber pensado en ti.

"No es tarde, nunca es tarde, ¿escuchas?
en la noche se oye el siguiente silencio. Mudo, frágil."
V. Aleixandre

Paula Fernández Morata © Copyright

jueves, 27 de agosto de 2009

Acuarelas son tus ojos



Acuarelas son tus ojos,
no paran de llorar,
es el sentido del desahogo
amor a nado de tu mar.



No me mires por favor,
mira tu imagen,
mira tu color,
gota de vapor.




Pavor es un sueño
que luce sin tu color,
amor de acuarela,
ese es mi sabor.

Paula Fernández Morata © Copyright

martes, 25 de agosto de 2009

Ton baiser


Au piano, moi,
je crie,
je flache sour toi
Je te regarde,
un ombre
ici vienne.

Une touche blanche,
une autre noir,
je saute sour mon mouvement.

Je joue avec toi,
une partition á minuit,
regarde,
ma musique t'enivre,
embrasse moi,
suce ma vie,
moi, je suis ta déesse,
toi, tu est toujours pour moi.

Paula Fernández Morata © Copyright

lunes, 24 de agosto de 2009

Whiplasher bernadotte




-Un órgano canta a las ánimas
esta noche.
En el altar de una iglesia,
cuenta la leyenda que
dos jóvenes hacían el amor.
Esos dos éramos
Tú & yo-

¡Fuerza!
¡Poder!
En tus brazos
saborea la gloria
mi dios.
Quémame con tus dedos,
júrame eterno amor.
Bésame
desgarrador.
Agua bendita de mis labios
Se evapora en tu piel.
Créelo,
Poder.
Erotismo me ardes,
tus venas en cadencia
brotando de sed.

Mis manos en tus pectorales
posándose.

Tus manos en mi espalda
apresándome.

Doble bombo
en nuestros corazones.
Diapasón
agitato con fuoco
Vivace giocoso.

Métal
puro y duro,
gritos nuestros
con orgullo.
Trance,
revolución,
progresivo
-crescendo-
progresivo.

Armonía en el piano
en sus teclas amándonos
tú y yo
-marcato-
enarmónicos gemidos,
arpegios deslizando,
besos con puntillo,
mordiscos descontrolados,
ligadura con espasmos
desbordados.
Pedal sostenido
extasiándome en pasión,
tu voz me enciende,
orgiástica, gritando:

“Voy a jugar contigo a ser dios”



Paula Fernández Morata © Copyright

domingo, 23 de agosto de 2009

Sonríe



¿Una fecha acertada?
Nunca es el momento acertado.
Las fechas no son nada.

¿Una sonrisa congelada?
Congelada en una foto,
una sonrisa enmarcada.

Sonríe,
luego llora.

Paula Fernández Morata © Copyright

sábado, 22 de agosto de 2009

Onaip Kawai Ku-2D

Foto: M

Suenas bello a mis oídos.
Los demás desafinos de sus propios latidos.
Sufres, matas,
sin concordancia me conduces,
tú me embriagas.
Eres mi puño enfrentando batallas,
eres mis lágrimas,
eres mis orgasmos,
eres mis sonrisas.
Ardes de ira,
tu fuego me distrae,
retumban las paredes de cristal,
brillas en el día,
brillas entre oscuridades.
Ríes, amas,
alzas tu melodía al aire
y tus notas me llaman,
al viento impregnas tu recuerdo,
al viento, enamorado me acaricia la espalda.





Paula Fernández Morata © Copyright

viernes, 21 de agosto de 2009



¿He vuelto a perder?


-no sé como hacerte desaparecer. ¿De dónde? te preguntarás. Al menos de mi mente; prefiero no perderte de vista, mirar tus ojos seductores. ¡Qué malos son los deseos que no se cumplen! ¿Me darás ese pequeño lujo de besarte? ¡Qué perversos son mis caprichos! ¿Te los susurro al oido? Me encantas. No me hagas caer, abrázame o sutilmente hazme ver: tú no eres para mí.
¿He vuelto a perder?


Foto: yo (gimp oscuro)
Paula Fernández Morata © Copyright

lunes, 17 de agosto de 2009

Beso Póstumo

Cuando tu cuerpo hizo acto de presencia en el purgatorio, en ese momento, en esos segundos, desvanecieron las formas que idealizaban la realidad. Tú, tu cuerpo, tu alma, acercándose más y más. Y más y más aumentaban los pulsos descontrolados de mi corazón. Y eras tú, sólo tú, el gobernante de mi esperanza. Y mientras te acercabas a mis labios, con un leve soplo llamando a mi nombre, mis ojos se tornaron para cerrarse, sentir el último aliento de mi vida y arder en el deseo de tus manos, yo, ya vencida...

Paula Fernández Morata © Copyright

sábado, 15 de agosto de 2009

Un piano y yo

Un piano, no cualquiera y yo, simple mortal


...Y mi piano desprendió la sonrisa escondida en mis labios,
buscaron los colores la brisa del mar,
una mirada quedó congelada,
una mirada perdida en los tiempos de pleamar,
y mis labios comprendieron lo que es callar...

Paula Fernández Morata © Copyright

miércoles, 5 de agosto de 2009

Oda al ser feliz - Pablo Neruda



ESTA vez dejadme
ser feliz,
nada ha pasado a nadie,
no estoy en parte alguna,
sucede solamente
que soy feliz
por los cuatro costados
del corazón, andando,
durmiendo o escribiendo.
Qué voy a hacerle, soy
feliz.
Soy más innumerable
que el pasto
en las praderas,
siento la piel como un árbol rugoso
y el agua abajo,
los pájaros arriba,
el mar como un anillo
en mi cintura,
hecha de pan y piedra la tierra
el aire canta como una guitarra.

Tú a mi lado en la arena
eres arena,
tú cantas y eres canto,
el mundo
es hoy mi alma,
canto y arena,
el mundo
es hoy tu boca,
dejadme
en tu boca y en la arena
ser feliz,
ser feliz porque si, porque respiro
y porque tú respiras,
ser feliz porque toco
tu rodilla
y es como si tocara
la piel azul del cielo
y su frescura.

Hoy dejadme
a mí solo
ser feliz,
con todos o sin todos,
ser feliz
con el pasto
y la arena,
ser feliz
con el aire y la tierra,
ser feliz,
contigo, con tu boca,
ser feliz.

-Pablo Neruda-





"Soy feliz como puede serlo cualquier otro"
Gabriel Celaya.

martes, 4 de agosto de 2009

Alter Ego-ísmo


Te ves muñeco del hombre y en el fondo malvada te insinúas gloriosa. Eres una diosa y mírate. ¿Quién aumenta tu existencia?
Yo, tus entrañas, tu virilidad, tú, mujer, muñeco del hombre cosechando su obra en pieles necesitadas.
Tus palabras no aprenden, diosa menguada. Él te ama, hombre y único solamente. Ríete de él y odia como los amantes. Eres tú grande, ere tú única ¡Diosa!
Solas.
Tú, maestra de mi sexo, yo, labios de tu presencia.
Gobernadora libidinosa de mi flor imperiosa.
Ríe y llora que tú yo nos quedamos solas.

Paula Fernández Morata © Copyright

lunes, 3 de agosto de 2009

¿Cuántos años han pasado ya?



A veces pensativa me quedo y no me lo ceo hasta que tu voz de psicópata me estremece. Tus manos, tus asquerosas manos me tocan sin pudor, tus manos grasientas, de hombre mayor. No, ahí no por favor. Contengo la respiración, contengo las lágrimas, contengo el pensamiento y ahí quedo; tumbada y desnudada por tus manos, tus asquerosas manos. Y tu lengua, que no es lengua, reptil y áspera, repugnante. No te acerques a mí, no por favor. Mi piel envejece entre tus manos, yo no quiero tu “amor”. Yo soy libre, pura y ¿a eso llamas amor? Déjame volar, saltar desde tu octavo balcón. Déjame, otra vez no por favor, otra vez al frío suelo no, otra vez entre tus piernas no.

-¿Cuántos años han pasado ya?

Paula Fernández Morata © Copyright

domingo, 2 de agosto de 2009

Aliento perdido en la brisa de mis caderas



Aliento perdido
en la brisa de mis caderas



Ayer como hoy, nace mi vientre infértil
a nado de mareas calladas.

Me buscan los amantes donde no supieron.
Y mi enamorado me llora,
me llora ¡Pobre criatura!
sobre la almohada sola
con su cuerpo mutilado...

Hoy no es día para prevenir mis lamentos
ni reprimir enfermedades.
Es un tiempo que no resulta,
que no concuerda.

La insuficiencia de mis ojos para dormirte,
la ansia de mi mano atada a su grillete.

No mueven hojas los mares
y el aire pusilánime cae envejeciendo velas,
cirios llorones
como aquel sauce que mide mis pechos,
como aquel gato que maulla mi partida.

Ya no hay madrugadas, ésta es la última,
como todas,
despertando para continuar muriendo
en un final sin fin.

- Aliento perdido en la brisa de mis caderas-


Paula Fernández Morata © Copyright