Artes

Artes - Blog dedicado a la poesía, música y fotografía

Paula Fernández Morata
© Todos los derechos reservados

jueves, 6 de mayo de 2010

débil y pequeño

El tiempo pasa de prisa, bajo la fina lluvia que envuelve su rostro de ángel con una sonrisa desamparada y sin sentido, como un beso inesperado o un abrazo atrevido, como ese leve encanto de no estar solo y sentir un pecho candente y fugaz. Sin embargo se delataba, escondida bajo la lluvia la lágrima corrediza que viaja a su destino por la piel de aquel ángel convertido en obscuridad... si al menos, se dice, si al menos hubiera sido capaz de enfretarme a sus ojos, de sostenerle la mirada... y no, se esfumaron sus ojos como una niebla que ciega, se derrumbó el equilibrio como un golpe helado en el corazón, así, como un golpe helado en su corazón le llegaron las palabras más terribles e infinitas, esas palabras a las que tememos que se claven en la memoria como una enredadera que no termina de crecer... y ahora... ahora esos ojos ya no volvieron a entrar en sus ojos para hablar, o para decir, simplemente para sentir, no, se esfumaron y callaron, desaparecieron y no pudieron vivir entonces, y se marcharon si nada que añadir... si al menos, se dice si al menos hubiese sido capaz de hablar con los ojos y callad con el corazón... pero no, se mordieron mis ojos la lengua y mi corazón estalló en trizas para delatarse como era... débil y pequeño.

6/05/10

Paula Fernández Morata © Copyright

1 comentario:

La palabra educada siempre es bienvenida