Artes

Artes - Blog dedicado a la poesía, música y fotografía

Paula Fernández Morata
© Todos los derechos reservados

sábado, 28 de mayo de 2011

domingo, 22 de mayo de 2011

Dedicatoria Final - Gabriel Celaya

(Función de Amparitxu)

Pero tú existes ahí. A mi lado. ¡Tan cerca!
Muerdes una manzana. Y la manzana existe.
Te enfadas. Te ríes. Estás existiendo.
Y abres tanto los ojos que matas en mí el miedo,
y me das la manzana mordida que muerdo.
¡Tan real es lo que vivo, tan falso lo que pienso
que -¡basta!- te beso!
¡Y al diablo los versos,
y Don Uno, San Equis, y el Ene más Cero!
Estoy vivo todavía gracias a tu amor, mi amor,
y aunque sea un disparate todo existe porque existes,
y si irradias, no hay vacío, ni hay razón para el suicidio,
ni lógica consecuencia. Porque vivo en ti, me vivo,
y otra vez, gracias a ti, vuelvo a sentirme niño.

Itinerario Poético - Gabriel Celaya





lunes, 16 de mayo de 2011

cómo llamarlo...



Apática desinhibida
resultona indoliente
des-humorada impaciente
carcomida desajustada
ilusionada petrificada
precaria arrancada
asqueada con-doliente
amada...




Paula Fernández Morata © Copyright

viernes, 25 de febrero de 2011

Qué nos queda



Lo que nos queda después del viento
son los besos lejanos
que mueven feroces venas,
lo que nos queda después de las lágrimas
son ojos que secan los años,
después de todo que es un año
sino vida que nos restan las manos.

Los lamentos no son canto de amor,
son caracolas que ruedan en la orilla de una playa,
¿pero qué queda tras la espuma que llegará?
sólo el débil e inusitado corpiño que abraza la piel
como un espejismo que nos llama, como una caricia olvidada
que se derrama sin saber cómo ni cuándo.

Después de todo la vida nos ata
a su final entre flores y barro,
y todo llega, como todo se va,
expirar en tu mirada
esta paz que nos mata.
A solas o con las flores,
en tu piel u olvidada.


¿Qué nos quedará sino?
el ardiente y vivo recuerdo,
el tupido sueño que se muere,
la llama incandescente que no nos llama,
la serpiente voraz que nos asfixia
la voz que calla al caer la tarde
un sol que nos roba el sueño,
el odio, tal vez... o lágrimas...



«Rosa by Paula»

Paula Fernández Morata © Copyright

viernes, 28 de enero de 2011

Vals de Tango, o viceversa



Estoy destinada a vivir sola

con el viento que trae a las gaviotas
a estar en des órbita del mundo
a destiempo con las personas.

Veo esa decadencia en mi piel
como una huella que me llama,
que me nutre de lágrimas,
que me hiere de sonrisas.

A vivir sola,
con un bandoneón que aún no tengo,
con una guitarra que llora
con un piano que me desgarra el pecho.

Estoy destinada a sentir
un amor que no está hecho
por la química de los labios
y la ternura de los abrazos.

Profundo y sombrío,
un amor que no es persona,
que no siente,
oscuro y perecedero.

Como sentir una fuerza en tus manos
efímera sola,
y a la vez tan viva
que quema.

Puede serlo todo en un momento
y nada cuando se esfuma,
como la arena entre las manos,
ardiente y superflua.

Pero, acaso,
este amor de carne y hueso,
de fuego y pasión,
nunca lo olvidaré,
aunque el vals de nuestra vida
se esfume con el viento,
se sepulte bajo tierra
se ahogue en el agua
o arda con el fuego.




Paula Fernández Morata © Copyright

viernes, 14 de enero de 2011

LIBERTANGO


Con este ritmo a libertango,
vivir, soñar, hacer el amor,
sin prejuicios, sin lamentos,
volar, ser feliz, comernos el mundo
sin orgullo, con paciencia,
besarnos, abrazarnos,
odiarnos a base de amor,
como los amantes, como los libertarios,
como el sol y el mar,
ser llanos, complejos
en la piel, en el sudor de los años,
ser en tu mirada libre,
sed libre en mis labios,
como estrellas lejanas
que se miran y se abrazan,
como lluvia que el cielo abarca
y el suelo moja.
Ser libres, ser inocentes,
un día que llega, un día que pasa,
hoy, siempre, todavía, mañana.

Paula Fernández Morata © Copyright